esta semana...

vi:

whiplash
de  damien chazelle (2014)

¡alerta spoiler!

me pasó algo muy curioso con esta película.
las actuaciones son soberbias, la música aún más, y si bien de a ratos se me hizo lenta, el guión me pareció impecable desde su estructura pero no estoy de acuerdo con lo que transmite en lo absoluto. ni siquiera le puedo justificar la diferencia ideológica como a otras películas, libros, o lo que sea, basándome en que pertenece a otra época.
whiplash es sumamente exitista. el maltrato, el abandono de la vida social, del cariño, etc, se justifican en pos de la obtención de la perfección de una interpretación.
hoy pienso que ninguna obra artística, por más hermosa que sea, ningún triunfo deportivo, ningún cargo importante, etc. vale tanto como para sacrificar la felicidad o la vida de nadie y que esa idea es una de las enfermedades más grandes que tiene buena parte de la sociedad (la parte que no está ocupada simplemente en sobrevivir). mientras todos buscan valer para los demás yo prefiero pensar que buscar el valor propio, lo que nos hace únicos, es lo que de verdad cuenta.
quizás pretendo mucho con esto, porque es una idea que se respira por todas partes, nos educan para que la creamos una verdad absoluta, pero me molesta un poco este tipo de manifestaciones que parecen avalarlas y hasta festejarlas. la trama parece cuestionarla en algunos momentos solo para terminar subrayándola.
no soy capaz de separar el desacuerdo que siento y por eso no me gusta.

leí:

about a boy
de nick hornby (de 1998)




¡alerta spoiler!
sigo leyendo todo lo que puedo de nick hornby y sigo quedando fascinada por su mente y su manera de entender a la gente. (con él siempre estoy de acuerdo)
esta historia, sobre una extraña y poco probable amistad entre un hombre que pasa sus días sin hacer nada y sin preocuparse por nadie y un chico excluido y solitario cuya madre acaba de intentar suicidarse, es otra demostración de lo que siempre encuentro en los libros de hornby; ideas a tener en cuenta para estar bien. seguir adelante, enamorarse de la vida, quererse a uno mismo, no juzgar a los demás, dejarlos ser, aprender a rodearse de gente que nos quiera... y todo eso el autor lo logra sin sonar ni una cuarta parte de lo cursi que acabo de sonar yo.
mientras marcus se vuelve adolescente y se adapta al mundo, su madre aprende que obligarlo a que siga sus ideales sin darle opción nunca es sano y will entiende que pese a lo vacía que parece su vida, está llena de cosas que ama, y por eso también es capaz de amar. todos entienden que la familias se pueden encontrar en cualquier parte siempre que se esté dispuesto.

"This thing about looking for someone less different. It only really worked, he realized, if you were convinced that being you wasn't so bad in the first place.” 

“But all three of them had had to lose things in order to gain other things"
“You can find people. It's like those acrobatic displays. Those ones when you stand on top of loads of people in a pyramid. It doesn't really matter who they are, as long as they're there and you don't let them go away without finding someone else.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario