Sólo le pasa a Sole · De recuerdos y quesos de rallar


Acá estoy otra vez. Two in a row.

Ya no sé que tan real será este recuerdo. Es más bien el recuerdo de un recuerdo de un recuerdo y como teléfono descompuesto, seguramente sólo unas partes se conserven intactas, puede que ninguna.

Especialmente para aquellos que nacieron después de 1985 les aclaro que en esa época los colores eran tal cual son ahora. No hay de que preocuparse, pelos del color de los de mi madre nunca existieron, y por suerte las sombras no eran tan rojas, ni los fondos eran de dos tonos. Pueden dormir en paz. Tampoco me volví rubia.

Los "veo" la semana que viene si todo sale bien!

7 comentarios:

  1. Buenísimas estas páginas nuevas, Otero.
    Y aguante el queso de rallar.

    ResponderEliminar
  2. Me dio ternura. Me imagine algo así para cuando nazcan los bebés de mis amigas.

    ResponderEliminar
  3. Bueno la verdad es que me acabo de comer un buen pedazo de queso, asi que podríamos formar una religión! jejeje
    encontré un link tuyo en alguna pagina y me vine a mirar un poquito.... fabuloso!

    ResponderEliminar
  4. jejeje, muy divertido, gracias por volver.

    ResponderEliminar